Reconoce el Equipo de Demolición del diablo

 

"Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potesta­des, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes" (Efesios 6:12).

Vivimos en un mundo dominado por Satanás que trata continuamente de engañarnos para que creamos que todavía le pertenecemos.

 

* ¿Cuáles son algunas de las formas corrientes en que la población general define a Satanás y los demonios? Probablemente algunos mencionen imá­genes populares como el de una figura roja con cuernos, cola puntiaguda y un tridente o rastrillo, con diablitos rojos sentados en su hombro, que le urgen a portarse mal o cualquier otra cantidad de formas grotescas usadas en las películas del tipo de los cazafantasmas.

 

* ¿Creen nuestros compatriotas que existen realmente el diablo y los demonios? ¿Cuáles son las pruebas que respaldan tu respuesta?

* ¿Qué credibilidad le asigna la población general a los poderes de las brujas, los espíritus malos, los médiums, los que adivinan la suerte, los guías espiri­tuales, etcétera?

 * A partir de tu propia observación, ¿cómo influye el enfoque del mundo respecto de Satanás, los demo­nios y otros fenómenos espirituales al enfoque de la iglesia?

 

PASO 1: LA REALIDAD DE SATANÁS

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los go­bernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” Efesios 6:12.

 Este versículo indica claramente que esta­mos trabados en una guerra espiritual contra las fuerzas espirituales que intentan perturbar nuestra madurez y libertad en Cristo.

1. Vivimos en un mundo bajo la autoridad de Satanás (Juan 12:31; 14:30; 16:11; 1 Juan 5:19). Dios creó a Adán y a la raza humana para que gobernara la creación pero Adán transfirió su autoridad a Satanás por medio del pecado. Satanás gobernó hasta la muerte, resurrección y ascensión de Cristo, cuando el Señor Jesús tomó todo poder y autoridad para Sí mismo [Mateo 28:18]. De todos modos, Satanás sigue mandando en este mundo pecador y a sus habitantes irredentos.

2. Satanás no es más nuestro amo; Cristo es quién nos manda [Efesios 1:19-23; Filipenses 3:20; Colosenses 1:13).

Satanás sigue gobernando las vidas de los incrédulos porque les ha cegado los ojos a la verdad de la autoridad de Cristo para liberarlos (2 Corintios 4:4) pero quienes recibimos a Cristo, hemos sido liberados del reino de Satanás siendo trasladados al reino de Dios por fe en Cristo (Colosenses 1:13).

3. Satanás sigue tratando de controlar nuestras vidas mediante el engaño para que creamos que seguimos perte­neciéndole (1 Pedro 5:8). Aunque Cristo nos ha provisto protección contra Satanás y autoridad sobre él, equipándo­nos con el Espíritu Santo que habita en nosotros para ayudarnos a discernir sus malignos trucos, seguimos siendo vulnerables a los ataques de Satanás porque vivimos en su mundo malo. En la medida en que no usemos la protección, autoridad y verdad de Cristo, peligramos igualmente en esa medida de ser engañados por Satanás.

4. Nuestra identidad en Cristo está eternamente ase­gurada pero podemos ser controlados por Satanás si seguimos bajo su influjo durante el tiempo suficiente (Gálatas 5:1; 2 Timoteo 2:25,26).  Nunca está en juego a Quién pertenecemos: somos de Dios y Satanás no puede cambiarlo pero, mientras vivamos en su territorio, somos blancos vulnerables para todos sus fieros dardos. Si le permitimos continuamente que nos engañe en algún as­pecto, puede controlar nuestro pensamiento y conducta en ese aspecto.

5. Satanás ejecuta su ministerio mundial de mal y engaño mediante una jerarquía de fuerzas espirituales malignas: demonios, espíritus malos, ángeles caídos, etcétera, (Efesios 6:12). Estos son los gobernantes, las potestades y las fuerzas o poderes mencionadas en Ro­manos 8:38-39, Efesios 6:12 y Colosenses 1:16; 2:15, que propagan por todo el mundo el plan de rebelión y engaño del diablo.

 

La Biblia dice: Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Volveré a mi casa de donde salí. Y cuando llega, la halla barrida y adornada. Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, moran allí;; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero Lucas 11:24-26.

Que aprendemos en este pasaje acerca de los demonios: 

1.- Los demonios existen dentro y fuera de los seres humanos.  2.- Pueden viajar a voluntad.  3.- Son capaces de comunicarse entre ellos. 4. Cada uno tiene una identidad por separado. 5. Son capaces de recordar y hacer planes. 6. Son capaces de evaluar y decidir. 7. Son capaces de aunar fuerzas. 8. Varían en grados de maldad.

 

 

PASO 2-LAS ESTRATEGIAS DE SATANÁS

 

Imagínate que estás parado al final de una calle larga y angosta que tiene casas de dos pisos a ambos lados. Jesús está en la otra esquina de la calle, y tu vida cristiana es el proceso de caminar hasta El por esa larga calle de la madurez en El. No hay absolu­tamente nada en la calle que pueda impedir que llegues a Jesús de modo que cuando recibes a Cristo, fijas tus ojos en él y empiezas a caminar.

 

Pero dado que este mundo sigue aún bajo el dominio de Satanás, las casas de ambos lados de la calle están habitadas por seres dedicados a impedir que llegues a tu meta. Ellos no tienen poder ni autoridad para bloquear tu camino ni siquiera para desacelerar tu paso, de modo que se cuelgan de las ventanas y te llaman, esperando distraer tu atención de la meta y perturbar tu avance.

¿Cómo pueden estos malos espíritus comunicar­nos sus mentiras y distracciones? La mente es el campo de batalla principal. Engañosas distracciones son plantadas en nuestra mente en forma de pensamientos e ideas que deben ser capturadas y hechas obedientes a Cristo.

La primera estrategia de Satanás y sus demonios es la tentación. Las fuerzas malas sugieren a nuestras mentes maneras de servirnos a nosotros mismos en vez de servir a Dios.

Una de las maneras en que tratarán de distraerte es llamándote diciendo "¡Oye, mira para acá! En realidad tengo algo que deseas mucho. Tiene buen sabor, se siente rico y es mucho más divertido que tu aburrida caminata por la calle. Ven, entra, da un vistazo".

 

¿Cuáles son algunos modos sutiles en que somos tentados por los malos espíritus y distraídos de nues­tro caminar hacia Cristo?

 

Analicemos específicamente las tentaciones que nos alejan del propó­sito de Dios para nuestra vida atrayéndonos a cosas que pueden ser buenas en sí mismas [por ejemplo, pertenencias, posesiones, exceso de compromiso con la iglesia exclu­yendo la familia, etcétera].

 

Otra manera en que el enemigo trata de interrumpir nuestro caminar es la acusación. Mientras seguimos ca­minando a Cristo, podemos pensar cosas como "soy estúpido, tonto, feo; nunca serviré ni valdré algo para Dios".

 

Los emisarios del diablo son expertos en acusar, especialmente después de haberte distraído median­te la tentación. En un momento dicen "prueba esto, no hay nada malo con ello". Luego, cuando cedes, inmediatamente te acusan "¡mira lo que hiciste! ¿cómo puedes pensar que eres cristiano cuando te portas de esta manera?" La acusación es una de las armas primordiales de Satanás en su intento por distraerte de tu meta.

 

¿Cuáles son las otras acusaciones que nos arro­jan los emisarios de Satanás?  Estas pri­meras dos estrategias, tentación y acusación serán explo­radas con mayor detalle en los siguientes estudios.

Una tercera estrategia de los malos espíritus para dis­traernos es el engaño.

Otros pensamientos o comentarios que te arrojan mientras vas caminando a Cristo son algo como lo que sigue: "No tienes que ir hoy a la iglesia. No es importante orar y leer la Biblia todos los días. Hay ciertas cosas del movimiento de la Nueva Era que no son tan malas". Esto es engaño, el arma más sutil y debilitadora del diablo. A menudo escuchas estos mensajes en primera persona singular: "No tengo que ir hoy a la iglesia; no tengo que orar hoy; no tengo que leer la Biblia hoy", etcétera. Satanás sabe que serás más fácil de engañar si puede hacerte creer que el pensamiento es tuyo en vez de suyo.

 

*¿Cuáles son otros tipos de pensamientos engaña­dores que Satanás introduce en tu mente? La meta que Satanás desea alcanzar mediante estas estrategias de ten­tación, acusación y engaño es el control definitivo de ti, a como de lugar.

 

¿Cuál es la meta del enemigo para que haga que sus demonios te fastidien, te tienten, acusen, ridicu­licen, cuestionen desde las ventanas y puertas ubi­cadas a lo largo del camino por el cual vas? Quiere que te detengas, que te demores, te sientes y, si fuera posible, que dejes de caminar a Cristo. Quiere influir en ti para que dudes de tu capacidad para creer y servir a Dios. Recuerda que el diablo no tiene, en absoluto, poder ni autoridad para evitar que tú sigas uniforme y continuamente avanzando en tu camino a Cristo. No puede volver a ser tu dueño porque fuiste redimido por Jesucristo y eres -estás- por siempre en El [ 1 Pedro 1:18,19]. Pero si logra que escuches los pensamientos que planta en tu mente, puede influirte. Si permites que te influya bastante tiempo mediante la tentación, la acusación y el engaño, puede controlarte.

¿Qué te parece que sea posible que los demonios controlen a los creyentes que no usan su autoridad y protección en Cristo? ¿Qué tipo de reacción te produ­ce esta posibilidad? El control demoniaco en algún aspecto de sus vidas es únicamente posible si no ejercemos nuestra autoridad en Cristo para resistir a Satanás en ese aspecto [Hechos 5:1-3; 1 Corintios 5:1,4-5; Efesios 4:26-27; 2 Timoteo 2:25-26]. Las estrategias de engaño y con­trol serán examinadas con más detalle en los siguientes estudios.

 

PASO 3-RESPONDE A LOS ATAQUES

 

Hay tres maneras de responder a las tentaciones, acusaciones y engaños que los demonios nos arrojan mientras vamos caminando a Cristo. Las primeras dos formas son malas; la tercera es la buena.

 

1. Considera y cree.

Un pensamiento sutil es lanzado a tu mente: "No oras, no lees tu Biblia ni das testimonio como debie­ras. ¿Cómo puede amarte Dios?". Esa es una mentira a todas luces porque el amor de Dios es incondicio­nal, pero si empiezas a pensar en tus fracasos, tus fallas, tus defectos, a estar de acuerdo que, probablemente, no seas muy digno de ser amado por Dios, pronto te vas a encontrar sentado al medio de la calle sin ir a parte alguna.

 

Estos cristianos están totalmente derrotados sen­cillamente porque fueron atontados para que crean que Dios no los ama o que nunca serán cristianos triunfantes o que son víctimas indefensas de sus pasados. No hay razón real que les impida pararse y empezar a caminar de nuevo, pero se han creído la mentira y no pueden ir a parte alguna.

 

2. Dialoga y alega.

Tratas de alegar con los demonios: "No soy feo ni estúpido. Soy un cristiano triunfador". Te enorgulle­ces de no creer lo que dicen pero siguen controlán­dote y ordenando tu vida. Estás de pie en el medio de la calle, gritándoles cuando debieras seguir marchando hacia adelante.

 

3. Ignora la mentira y elige la verdad.

No tenemos que creer a los malos espíritus ni tam­poco ponernos a dialogar con ellos. Tenemos que ignorarlos. Estás equipado con la armadura de Dios; no pueden tocarte a menos que bajes la guardia.

 

Sencillamente levanta el escudo de la fe ante cada flecha o dardo de tentación, acusación o engaño que te arrojan, rechaza el ataque y sigue caminando (Colosenses 2:6). Cautiva dada pensamiento a la obediencia de Cristo. Elige la verdad frente a cada mentira. En la medida que lo hagas, encontrarás que tu madurez y libertad crecen en cada paso.

 

PASO 4-EVITA LAS TRAMPAS

Es posible evitar el control de los demonios si aprendemos a reco­nocer muchas trampas y a mantenernos lejos de ellas pues amenazan nuestra libertad en Cristo.

 

"¿Cuáles son algunas trampas que debemos evitar que nos impedirán experimentar y mantener nuestra libertad en Cristo, si caemos en ellas?"

 

1. Fenómenos espirituales aceptados por la sociedad. Vivimos en un Canáan contemporáneo donde con­sultar espiritistas, médiums, quirománticos, conse­jeros psíquicos, horóscopos para saber si tienes cier­tas habilidades y facultades esotéricas especiales, es bien visto por la sociedad que los acepta.... La gente no quiere oír lo que Dios dice. Quieren información y orientación de alguien más que "sabe" sea un psíquico, uno que canaliza energía, uno que lee las líneas de la mano, uno que lee las cartas, el espíritu de un amigo o pariente querido, etcétera.

 

* ¿Qué pruebas hay en nuestra comunidad de la aceptación social de los fenómenos espirituales? ¿Quién es la persona que conoces, sea en tu trabajo, en tu barrio o en tu familia, que anda jugando con algunas de estas "inocentes e inofensivas" actividades?

 

* ¿Cuál piensas sea la responsabilidad del creyente respecto de estas actividades que tienen lugar en la  comunidad, que son glorificadas por la prensa escrita, hablada y visual -la televisión?.

 

2. Fenómenos espirituales que repugnan a la sociedad.

También sé que florece en nuestra cultura el lado tenebroso de las versiones satanizadas del conoci­miento y poder espirituales mencionadas por Moi­sés: sacrificios rituales, brujería, hechicería, aunque no en forma tan abierta como el anterior. La policía ha comenzado a advertir a los padres que se despier­ten, que tomen conciencia de que sus hijos e hijas no solamente están consumiendo drogas y teniendo relaciones sexuales ilícitas sino que están metidos en el satanismo. La policía encuentra la sangre, los animales mutilados. La cosa empeora tanto que una de las organizaciones que se preocupan de los ani­males no sueltan gatos ni perros negros por miedo que sean víctima de asesinato ritual satánico.... En nuestra cultura actual hay lugar para toda aberración del conocimiento y poder espirituales, que funcionan a plenitud, y que los israelitas debían evitar en Canáan según les advirtiera Moisés, a partir de los "inocentes" horóscopos hasta impensables e indescriptibles atroci­dades perpetradasa animales y seres humanos, incluso el sacrificio de estos últimos también. Todo eso tiene su raíz en el engaño de Satanás.

 

* ¿Qué evidencias hay de sectas satánicas y activi­dades ocultistas en nuestra comunidad; a quién cono­ces que participa en esa clase de cosas?

 

* ¿Crees que los libros, películas y programas de televisión que embellecen el satanismo, las sectas y el ocultismo hacen algún impacto en las personas, la comunidad, los cristianos que leen esos libros, revistas y que miran esas películas y programas "solamente para relajarme y entretenerme un rato?"

 

 

3. Médiums y espiritistas: auténticos y embaucadores. ¿De dónde sacan los médium y los espiritistas sus "sorprendentes" datos e informaciones? Mucho de todo eso está ligado a las influencias demoniacas pero mucho de lo que se llama espiritismo y fenómenos psíquicos no es más que hábil ilusionismo. Estos espiritistas entregan lo que ellos llaman "lecturas en frío". Vas a ellos en busca de consejo u orientación y te formulan unas pocas preguntas sencillas que los guían. Basados en la información que les das, te hacen observaciones generales que, probablemente, sean ciertas para la mayor parte de las personas que se hallan en tu situación. Pero te impresionas tanto con la exactitud de sus "revelaciones" que empiezas a contarles toda clase de detalles que introducen en sus "lecturas". Esto no es demoniaco sino solamente mental y malabarismos verbales.

 

*¿Cuál debe ser nuestra respuesta a los médiums y espiritistas, sean o no charlatanes? ¿Cuáles son los riesgos que hay en meterse con cualquier ocurrencia de fenómeno espiritual? Todo aspecto en que bajemos la guardia espiri­tual, puede volverse un área influida por los demonios y, oportunamente, controlada por ellos.

 

4. Rebelión contra Dios.

Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación (1 Samuel 15:23). 

*¿Por qué abre la puerta de nuestra vida a la influencia demoniaca una actitud rebelde y obstinada hacia Dios? Si nos cerramos a la guía y enseñanza de Dios, rebelándonos contra El en alguna forma, el diablo tiene una vía abierta que le franqueas para entregar guía y enseñanza falsas.  Lee lo que le pasó al rey Saúl en 1 Samuel 15,16 y en qué resultó la rebelión en su vida.

 

5. Música que glorifica a los fenómenos espirituales.

Es importante comentar que cada vez que el espíritu malo venía a Saúl, el heredero nombrado al trono de Israel, David, tocaba su arpa y el espíritu malo se iba [1 Samuel 16:23]. ¡Cuán patética es nuestra absoluta inconsciencia de la importancia bíblica de la música en el reino espiritual!... Durante el reinado de David hubo más de cuatro mil músicos nombrados para cantar día y noche en el templo [ 1 Crónicas 9:33;23:5]. Señal distintiva de los cristianos llenos del Espíritu Santo es cantar y hacer melodías en sus corazones al Señor, y hablarse unos a otros en salmos, himnos y cánticos espirituales [Efesios 5:1.820].  

En el otro lado de la verdad está el poder destruc­tor de la música secular. Harry el sumo sacerdote satánico, me mostró numeroso símbolos de los ál­bumes de discos populares que indican el compro­miso y la esclavitud al satanismo. Me dijo que alrededor de ochenta y cinco por ciento de los grupos musicales "punk y heavy metal" de hoy son "pro­piedad" de Satanás. Ellos se han vendido inadverti­damente por fama y fortuna. Pocos son los artistas de estos grupos que en realidad practican el satanis­mo pero la mayoría está desesperadamente perdida y descarrían a otros mediante el mensaje sin Dios de su música.  

* ¿Cuáles son las repercusiones y consecuencias que podemos extraer de lo expuesto en lo tocante a nuestros gustos musicales? ¿Los de nuestros hijos? 

 

6. El movimiento de la Nueva Era.

El movimiento de la Nueva Era reviste al ocultismo con el manto de la iluminación de la Nueva Era: "No necesitas a Dios; tú eres Dios. No tienes que arre­pentirte de tus pecados y depender de Dios para salvarte. El pecado no es problema; solamente tie­nes que desconectar tu mente de aca y sintonizarte en la gran unidad cósmica mediante la convergen­cia armónica". La propaganda de la Nueva Era es la mentira más antigua de Satanás: "Seréis como Dios"[Génesis 3:5].

 

* ¿Cuáles son las evidencias visibles de la Nueva Era en tu comunidad; escuela, universidad; la prensa escrita, hablada y televisiva?

 ¿Cómo evitar la trampa de ser inadvertidamente desviados por el pensamiento de la Nueva Era en nuestro mundo? 

 

Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado 1 Pedro 1:13.

Somos responsables por mantener nuestras mentes sintonizadas con la Palabra de Dios y el Espíritu Santo de Dios para que podamos reconocer aun la más sutil intro­misión del pensamiento demoniaco, tal como lo es la filosofía de la Nueva Era.

 

Carlos Rivera (Sacerdote)


Estudios Biblicos en Texto


Estudios Biblicos en Audio


Estudios Biblicos en Videos

Contacto por Email

 
 
     
    ©2007 All Rights Reserved