Como Vivir Según lo que Crees?

Hebreos 11:6  “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

 

Tu camino cristiano es el resul­tado directo de lo que crees sobre Dios y ti mismo. Si tu fe se desvía, tu camino se desviará. Si tu camino se va por el desvío, puedes estar seguro que es así porque tu fe se desvió.

 

Mientras más tiempo persis­tas en seguir en tu sistema defectuoso de creencias, menos satisfactorio y productivo será tu camino de fe diario. Puede que te arregles con un sistema defectuoso de creencia mientras eres joven pero a medida que creces, te encontrarás tropezando por todo el campo espiritual o yéndote fuera.

 

Algunos cristianos creen que caminar por fe sig­nifica ser llevado por una sensación interna indes­criptible, etérea y misteriosa que llaman fe: una especie de "fuerza" como eso que popularizó la serie de películas sobre la guerra de las galaxias. No es así, el camino de la fe es mucho más práctico y definible que eso. Caminar por fe significa, sencilla­mente, que en la vida diaria funcionas a base de lo que crees. De hecho, ya estás caminando por fe puesto que no puedes dejar de caminar por fe porque tu conducta está determinada por tu siste­ma de creencias. Si tu conducta se desvía en cierto aspecto, tienes que corregir lo que crees en ese aspecto porque tu mala conducta resulta de tu mala creencia.

 

Tu actual sistema de creencias está constituido por lo que te parezca ser la respuesta que completa frases como "tendría más éxito si ...", "sería másimportante si ...". Suponiendo que tus necesidades fisiológicas más elementales están satisfechas [co­mida, vivienda, seguridad, etcétera] te sentirás mo­tivado por lo que crees que acarrea éxito, significa­ción, satisfacción, felicidad, disfrute, seguridad y paz. Si lo que crees sobre esos valores no se alinea con lo que dice Dios al respecto, tu caminar por fe se desviará en el mismo grado en que se desvió tu creencia.

 

Este estudio se enfoca en el caminar por fe, elemento cntico del crecimiento y madurez espiritual.

 

Tres aspectos claves de la fe

“Pero sin fe es imposi e agradar a Dios; porque es nece­sario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” Hebreos 11:6

 

Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él. Colosenses 2:6. Este versiculo expresa que la fe es indispensable para la vida cristiana.  El éxito diario del cristiano en su crecer y madurar espirituales, depende de caminar por fe en Cristo. La base de la madurez cristiana es creer en lo que Dios ha realizado por nosotros y en quiénes somos como resultado de Su gracia.

 

La fe no es una suerte de cualidad mística del ámbito de lo espiritual que nada tiene que ver con la cosa práctica del vivir cotidiano.  La fe es concreta, sencilla, práctica. Si vamos a crecer y madurar en Cristo, debemos entender tres aspectos simples de la fe que la sacan de la misteriosa abstracción para ponerla en la vida práctica que llevamos.

 

 

1.       La fe depende de su objeto. El problema de la fe no es que creamos pues todos creen en algo o en alguien. El problema es qué creemos o a quién creemos ya esto determina si nuestra fe será recompensada.

 

*Recuerdas que te haya fallado alguien o algo en que depositaste tu fe?

 

El objeto definitivo y final de la fe es... por su­puesto, el Hijo: "Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos" Hebreos 13:8. La inmutabilidad de Cristo -el hecho que El nunca cambia- lo vuelve inminentemente confiable [Números 23:19; Mala­quías 3:6]. El nunca ha dejado ni fallado en ser y hacer todo lo que El dijo que sería y haría. El es eternamente fiel.

 

Muchas son las personas que tratan de vivir por fe con poco o ningún conocimiento de Dios y de Sus caminos. Tratan de vivir por fe en la fe como tal, no por fe en Dios. La fe depende del objeto de la fe.

 

 

2.      La profundidad de la fe es determinada por la profundidad de nuestro conocimiento del objeto. Si que­remos que aumente nuestra fe en Dios, debemos acrecen­tar nuestro conocimiento y entendimiento de El, por cuanto El es el objeto de nuestra fe. Poco conocimiento de Dios produce poca fe en Dios; aumenta el conocimien­to de Dios, aumenta la fe en Dios [Romanos 10:17].

 

* ¿Recuerdas algo que te haya pasado cuando oraste pidiendo a Dios que hiciera algo pero te desilu­sionaste porque El no hizo lo que tú pediste o no lo hizo en la forma en que pediste?  

 

La gente lucha con su fe en Dios no porque el objeto de su fe sea insuficiente sino porque las personas tenemos expectativas irreales de Dios. Esperan que El obre o responda oraciones de cierta manera, a la ma­nera de ellos no a la Suya, y cuando no cumple así, dicen "Olvídate de Dios" pero Dios no cambia; El es el perfecto objeto de la fe. La fe en Dios fracasa solamente cuando las personas malentienden Quién es El... "Bueno, eso significa que nuestra fe tiene límites" Sí, así es, pero quien controla esos límites eres tú, no Dios. Como objeto de tu fe Dios es infinito. El único límite de tu fe es lo que conoces y entiendes de Dios, aspecto que crece cada vez que lees tu Biblia, aprendes de memoria un nuevo pasaje, participas en un estudio bíblico, meditas una verdad de las Escrituras. ¿Captas ahora el potencial de crecimiento tangible y práctico de tu fe en la medida que vayas conociendo a Dios mediante Su Palabra? ¡Es ilimitado! No pienso que haya un cristiano vivo que haya vivido totalmente el máximo potencial de su fe.

 

3.       La fe es palabra en acción. Si la fe no se expresa, no es fe[Santiago 2:17,18]. Si no hacemos lo que Dios dice, no creemos realmente en El. Fe y acción son inseparables.

 

* ¿Cuáles son las pruebas de que los cristianos separamos, a veces, la fe de la acción?¿Puedes relatar experiencias personales que ilustren esta separación?

 

Hay muchos cristianos que proclaman tener gran fe en Dios pero que son sacos de papas espirituales que nada hacen.... Triste es reconocer que uno de los cua­dros más frecuentes de la iglesia actual es el de un grupo de personas con una fe supuesta pero de poco actuar. Agradecemos que nuestros pecados sean perdonados y que Jesús esté preparando un lugar en el cielo para nosotros pero, en lo básico, somos unos cobardes mie­dosos y derrotados que están en el mundo, aguantando hasta que venga el Rapto. Tratamos a la iglesia como si fuera un hospital. Nos juntamos para comparar heridas y nos tomamos de las manos anhelando que Jesús venga a buscarnos pronto. ¿Así es el cuadro que pinta la iglesia neotestamentaria? No, en absoluto. La iglesia no es un hospital sino un puesto de avanzada militar cuyas órde­nes son atacar con todas sus armas las puertas del infierno. Cada creyente está en servicio activo, llamado a participar en el cumplimiento de la Gran Comi­sión[Mateo 28:19,20]. Agradezcamos que la iglesia tenga una enfermería donde poder atender al débil y herido y que ese ministerio sea necesario pero no exis­timos para eso solamente. Nuestro propósito real es ser agentes de cambio en el mundo que toman una posición, que viven por fe y realizan algo para Dios. Puedes decir que crees a, y en Dios y Su Palabra pero si no participas activamente comprometido en Su causa, no crees.

 

EXITO :   Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.  Si Dios es contra nosotros quien contra nosotros?.  Todas las cosas ayudan a bien a los que aman a Dios....

 

Cuando falla la fe.  "Quizá alguno de noso­tros teme que Dios esté listo para abandonarnos porque tropezamos, nos caemos en lugar de caminar confiados por fe. Podemos temer que la tolerancia de Dios para nuestros fracasos tenga límites y estemos caminando peligrosamente cerca de esa barrera externa o que ya la hayamos cruzado". Esos momentos en que fallamos en nuestro caminar por fe o, al menos, sentimos que fracasamos, debemos recordar dos importantes verdades.

 

Dios te ama tal como eres [Romanos 5:81.

Dios te ama cuando tu caminar por fe es fuerte. Dios te ama cuando tu caminar por fe es débil. Dios te ama cuando eres fuerte ahora y débil un minuto después, fuerte hoy y débil mañana. El amor de Dios por ti es el gran, constante y eterno amor en medio de todas las inconsistencias de tu diario caminar.  Nnuestra posición en Cristo es segura aunque nuestro progreso a la madurez sea inconsistente.

Dios te ama sin que importe lo que hagas [1 Juan 2:1,2, I Juan 4:19; Rom 8:29]. Una razón por la cual dudamos del amor de Dios es que tenemos un adversario que usa toda ofensa, por mínima que sea, para acusarnos de ser buenos para abso­lutamente nada. Pero tu abogado, Jesucristo, es más poderoso que tu enemigo. Jesús ha cancelado la deuda de tus pecados pasados, presentes y futuros. No importa lo que hagas o cómo falles, Dios no tiene razón para no amarte y no aceptarte completamente. El amor y perdón de Dios son infinitamente mayores que nuestros pecados y las acusaciones de Satanás.

 

GUIAS PARA LA FE  "Las guías de Dios para caminar por fe". Guías para caminar por fe en los ocho aspec­tos identificados en la "Estimación del valor personal".

1.    Exito: Poner tu mira en las metas de Dios te conduce al éxito definitivo de acuerdo a los términos de Dios[Josué 1:7,8; 2 Pedro 1:3-10]. Nuestro trabajo primordial en la vida es adoptar las metas de Dios para nuestra manera de ser o carácter en esta vida: excelencia moral, conocimiento, dominio propio, constancia, santidad, bondad fraternal y amor cristiano, para aplicarlas a nuestras vidas. Dios' triunfará en cumplir Sus metas de modo que si las hacemos nuestras, nosotros también triunfaremos.

¿Cuáles son algunas de las metas erróneas que los cristianos se ponen? ¿Puedes identificar una meta errónea que haya estorbado tu éxito? Tu valor personal se fundamenta en tu identidad en Cristo y tu crecimiento en carácter, ambos de los cuales son accesibles por igual a todo cristiano .... Acepta la meta de Dios para tu vida y síguela obediente. Vas a elevarte directamente al centro de la vía, al triunfo.

 

2.         Significación: Si queremos aumentar nuestra signi­ficación, debemos concentrar nuestras energías en acti­vidades significativas, es decir, aquellas que duran por la eternidad[] Corintios 3:14; 1 Timoteo 4:7,8].

 

¿Cómo podemos saber cuáles son nuestras acti­vidades eternas y cuáles las temporales? ¿Recuerdas alguna actividad significativa en que estés actualmen­te comprometido?

Nosotros estamos dedicados a la importantísima ac­tividad de recolectar tesoros para la eternidad. Lo que digamos y hagamos por Cristo dura para siempre sin que interese cuán insignificante parezca en este mundo.

 

3.         Realización: Nuestra mayor realización en esta vida acontece cuando descubrimos nuestros únicos dones y habilidades y los usamos para edificar a otras personas y glorificar al Señor [2 Corintios 5:20; 2 Timoteo 4:5; 1 Pedro 4:10].

 

¿Cuáles son los roles en esta vida únicamente tuyos-nadie más puede desempeñarlos salvo tú? ¿A quién estás específicamente llamado a atender con tu ministerio mediante los roles que desempeñas?

Dios tiene un lugar único de ministerio para cada uno de nosotros. Importa mucho para que te sientas realizado que te des cuenta exactamente dónde está ese lugar para ti. La clave es descubrir los roles que desempeñas en que nadie puede reemplazarte y, luego, decidir ser lo que Dios quiere que seas en esos roles. Por ejemplo, tú eres el único ser humano de los seis mil millones de seres humanos que hay ahora en el mundo que ocupa el único rol de marido, padre, esposa, madre, hijo, hija en tu hogar. Dios te ha puesto ahí especialmente para que le sirvas al servir a tu familia en ese ambiente.

Eres la única persona que conoce a tus vecinos como tú los conoces. Ocupas un rol único como embajador de Cristo donde trabajas. Estos son tus campos misio­neros y tú eres el obrero que Dios ha nombrado para cosechar ahí. Tu mayor realización vendrá de aceptar y ocupar el lugar único para ti con el óptimo de tu habili­dad.

 

4.         Satisfacción: La satisfacción procede de vivir rec­tamente y procurar elevar el nivel de calidad de las relaciones, los servicios y productos en que estamos comprometidos [Proverbios 18:24; 2 Timoteo 4:71.

 

* Nos volvemos insatisfechos con algo o alguie porque ha disminuido la calidad de la relación, de servicio o producto. ¿Estás de acuerdo o no?

La satisfacción es materia de calidad no de cantidad. Lograrás mayor satisfacción al hacer bien me­nos cosas que si haces mal o en forma mediocre muchas más. La clave de la satisfacción personal no radica en ampliar tus responsabilidades sino en pro­fundizarlas por medio del compromiso con la cali­dad. Lo mismo rige para la relaciones. Si estás insatisfecho con tus relaciones, tal vez te has dedi­cado muy poco... .Puede que sea simpático conocer superficialmente a mucha gente pero necesitas tener unos cuantos amigos íntimos que estén dedicados a edificar una relación de calidad contigo y viceversa

 

5.         Felicidad: El concepto de felicidad que tiene e mundo es el de tener lo que queremos. El concepto d, felicidad que tiene Dios es el de querer lo que tenemos[. Tesalonicenses 5:18; 1 Timoteo 6:6-8].

 

* ¿Cuánto de nuestra felicidad depende de obtener o lograr algo que no tenemos? ¿Cuál es el riesgo de fundamentar nuestra felicidad en sucesos o pertenencías del futuro?

En la medida que te enfoques en lo que no tienes, serás infeliz pero cuando comiences a apreciar lo que ya tienes, serás feliz toda tu vida.... En realidad, ya tienes todo lo que necesitas para ser feliz por siempre. Tienes a Cristo. Tienes la vida eterna. Eres amado por tu Padre celestial que te ha prometido suplir todas tus necesidades.... Si realmente quieres ser feliz, aprende a ser agradecido por lo que tienes, no a ambicionar lo que no tienes.

 

6.         Disfrute: Espontaneidad desinhibida [2 Samue, 6:21-23; Gálatas 1:10].

 

* ¿Disfrutas más gastando una suma apreciable de dinero en llevar a tu familia a un parque de diversio­nes o entablando una inesperada guerra de almoha­das con tus hijos; por qué?

El principal inhibidor del disfrute cristiano es la tendencia carnal a guardar las apariencias. El secreto de gozar la desinhibida espontaneidad como cristia­no reside en eliminar los inhibidores. No queremos parecer fuera de lugar, no queremos que los demás piensen mal de nosotros, por lo cual ahogamos nuestra espontaneidad con un falso decoro formal. Esto es complacer a la gente y Pablo sugirió que todo aquel que vive para complacer a la gente no sirve a Cristo [Gálatas 1:10].... Vas encontrar que compla­cer al Señor es mucho más disfrutable que tratar de complacer a la gente.

 

7.         Seguridad: La clave para sentirnos seguros en nuestra vida radica en depender de las cosas eternas, no s las temporales [Juan 10:27-29; Romanos 8:35-39; fesios 1:13,14].

 

* ¿Cuánta seguridad atribuimos a las actividades cosas temporales?  La seguridad viene ricamente de relacionarse a lo que se ancla en la eterni­ad.... Cuando confías en los valores y relaciones temporales, siempre te sometes a la inseguridad porque estas cosas están sujetas a las fallas y fracasos. El mayor sentido de seguridad que puedes experimentar es el sub­roducto de asir firmemente los valores y las relaciones que duran tanto com Dios.

 

8.         Paz: La clave para experimentar paz es entender que la paz es primordialmente materia interior [Juan 4:27; Romanos 5:1; Filipenses 4:6,7; Colosenses :15,16].

 

*¿Cuánto de nuestra vivencia de paz se basa en ircunstancias externas? ¿Recuerdas alguna situa­ión conflictiva y violenta en que tú te hayas sentido sinpaz?.

La paz con Dios es algo que ya tienes [Romanos 5:1].... La paz de Dios es algo que debes apropiarte diariamente en tu mundo interior en medio de las tor­mentas que rugen en el mundo exterior. Hay muchas cosas que pueden irrumpir perturbando tu mundo exte­rior porque no puedes controlar todas tus circunstancias y relaciones. Pero sí puedes controlar el mundo interior de tus pensamientos, emociones y voluntad, permitien­do que la paz de Dios gobierne en tu corazón diariamen­te. Puede que el caos te circunde pero Dios es mayor que cualquier tempestad.

 

CARLOS RIVERA (Sacerdote).


Estudios Biblicos en Texto


Estudios Biblicos en Audio


Estudios Biblicos en Videos

Contacto por Email

 
 
     
    ©2007 All Rights Reserved