Pasos a la Libertad en Cristo

Preguntas de reflexion sobre el estudio anterior:  

* ¿En qué aspectos tomaste conciencia de enga­ño en tu vida durante esta semana? ¿Cómo respon­diste a lo que descubriste?

 

* ¿Pudiste identificar falsos profetas o maestros que operan en la comunidad o en la prensa escrita, hablada y televisiva? De ser así, ¿cómo los recono­ciste? ¿Cuál fue tu respaldo bíblico para identifi­carlos?

 

¿Cuáles han sido otras percepciones y expe­riencias que hayas tenido en la semana con respec­to a discernir espíritus engañadores?

 

* ¿Cuáles han sido otras percepciones y expe­riencias que hayas tenido en la semana con respec­to a cada una de las respuestas que debemos dar para mantenernos libres de control demoniaco: no hacer provisión para la carne; resistir al diablo; ponerse la armadura espiritual; no dejar que reine el pecado?

 

Versículo de Hoy: 

 

Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud" (Gálatas 5:1). 

 

Nuestra diaria victoria en Cristo es tenue en el mejor de los casos, si no desempeñamos nuestra parte que es apropiamos de nuestra libertad 

 

Oremos:

"Amado Padre celestial, te pido que me reveles todas las prácticas y costumbres ocultistas, las falsas religiones y los falsos maestros con que yo he estado relacionado a sabiendas o ignorándolo". 

 

Oración de confesión:

"Señor, confieso que he partici­pado en experiencias espirituales no-cristianas, tales como:...[Enumeralas y confiésalas en voz alta]. Pido tu perdón y renuncio a ellas por falsificar la verdadera cristiandad". 

 

Este es el ultimo estudio de esta serie.  En esta sesión final culmina varias semanas de aprendizaje de tópicos vitales para procurar la madu­rez espiritual y adueñarse de la libertad espiritual. Ahora llegó el momento de dar pasos específicos de obediencia para confesar y abandonar el pecado, renunciar a todas las relaciones previas y presentes con el diablo y su reino, y declarar que dependen de Dios. Esta sesión está planea­da para ayudarnos a seguir estos siete pasos, de tan crítica importancia, como lo es la libertad en Cristo. 

 

1. Pidan que Dios los cubra y proteja mientras resisten las tinieblas y caminan a la luz. 

 

2. Pidan la protección de Dios para sus familiares de modo que el maligno no pueda dañarlos en forma alguna durante este período de guerra.

3. Pidan claridad de percepciones que capacite a cada persona presente a ver aspectos que necesitan confesar para abandonar el pecado, renunciar a las relaciones con el reino de Satanás y declarar la dependencia de Dios. 

 

"Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud" Gálatas 5:1. 

 

Tenemos la responsabilidad de perma­necer firmes y salvaguardar nuestra libertad en Cristo, como lo vimos en la sesión pasada. Si descubrimos que hemos perdido nuestra libertad en algún aspecto, también somos responsables por reclamar esa libertad. Esta sesión se enfoca en los pasos a seguir para reclamar nuestra libertad en Cristo. 

 

"La libertad en Cristo de todo engaño e interferencia demoniacos es la herencia de cada creyente [Gálatas 5:1 ]".

Los siete pasos a la libertad en Cristo abarcan ejercicios de evaluación de sí mismo, efectuados en forma personal y en oración, como también declaraciones verbales de fe, confesión de pecado y oraciones de renuncia.  No se le exigirá revelar nada que no quieran contar. Todas las declaraciones y oraciones ha­bladas en voz alta están encuadradas en forma tal que resguardan la privacidad personal al tiempo que exhortan la plena participación en todos los pasos. 

 

No se sorprenda si encuen­tran resistencia dentro de sí mismos mientras siguen estos pasos. Satanás no quiere que seamos libres y hará lo que pueda para impedir que demos los siete pasos a la liber­tad. Seguir juntos estos siete pasos a la libertad da apoyo mutuo a la vez que nos alienta a descartar la interferencia del enemigo y completar el ejercicicio. 

 

 

PASO 1-Falso versus real :

"Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sin­cera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predi­cando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis" 2 Corintios 11:3-4. 

 

 El primer paso a la libertad en Cristo es renunciar a toda relación previa o presente con prácticas y costum­bres de inspiración satánica o con falsas religiones. Puede que en el pasado hayas ensayado varias maneras de resolver tus problemas espirituales y encontrar sen­tido y significado en tu vida. Debe ser abandonada toda actividad o grupo que niega a Jesucristo, que ofrece guía mediante cualquier otra fuente que no sea la absoluta autoridad de la Palabra de Dios escrita, o que exija iniciaciones secretas. Ningún cristiano tiene que parti­cipar en un grupo que no sea completamente abierto respecto a todo lo que hacen [ 1 Juan 1:5,7]. Si los líderes de cualquier grupo requieren absoluta autoridad en lugar de servir las necesidades de sus liderados, no te sometas a ellos. 

 

Oración "Amado Padre celestial, te pido que me reveles todas las prácticas y costumbres ocultistas, las falsas religiones y los falsos maestros con que yo he estado relacionado a sabiendas o ignorándolo".

 

Oración de cofesion:

"Señor, confieso que he partici­pado en experiencias espirituales no-cristianas tales como...[Enumeralas y repitelas en voz alta]. Pido tu perdón y renuncio a ellas por falsificar la verdadera cristiandad".  

 

 

PASO 2-ENGAÑO versus VERDAD

El segundo paso a la libertad en Cristo es renunciar al engaño de Satanás y afirmar la fe en la verdad de la Palabra de Dios.

Oración:  

 

"Amado Padre Celestial, sé que deseas la verdad en el yo interior..."Lee en voz alta o relata con tus propias palabras todos los enganos en que has estado metido 

 

El engaño es la fortaleza satánica más sutil de todas ¿Has notado que toda la gente adicta a algo se miente a sí misma y a los demás en forma casi continua? El alcohólico se miente sobre lo que bebe, el anoréxico miente sobre lo que come, el perverso sexual miente sobre su conducta. Mentir es una defensa maligna pro­movida por el padre de la mentira, Satanás [Juan 8:44].... 

 

 La fe es la respuesta bíblica a la verdad y creer la verdad es una opción. Cuando alguien dice "quiero creer a Dios pero no puedo" está siendo engañado. ¡Naturalmente, puedes creer a Dios! La fe es algo que decides hacer, no es algo que sientes ganas de hacer.... La fe que tú tengas es tan grande como grande sea el conocimiento del objeto de la fe que tengas. Si conoces poco a Dios y Su Palabra, tendrás poca fe.... La senda de la verdad empieza con la verdad de la Palabra de Dios. Cree la verdad y camina por fe de acuerdo con lo que crees y, entonces, tus sentimientos se alinearán con lo que piensas y la manera en que te comportas. 

 

 La iglesia encontraba, históricamente, gran valor en declarar sus creencias me­diante el recitado de las afirmaciones doctrinales, llama­das credos. Afirma la verdad de la Palabra de Dios leyendo en voz alta las afirmaciones doctrinales tales como:

"reco­nozco que hay un solo Dios vivo y verdadero..." 

 

 

PASO 3-RENCOR versus PERDÓN 

 

"Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo" Efesios 4:31-32. 

 

La mayor parte del terreno que Satanás gana en las vidas de los cristianos se debe a la falta de perdón. La Palabra de Dios nos advierte que nos perdonemos unos a otros de modo que el diablo no pueda sacar partido de nosotros [2 Corintios 2:10,11 ]. Dios requiere que nos perdonemos unos a otros de todo corazón o él nos entregará a los atormentadores [Mateo 18:34-351.... Tenemos que perdonar tal como hemos sido perdona­dos [Efesios 4:31-32].... 

 

El perdón es una opción que elijo, una crisis de la voluntad.... Pero nos es difícil perdonar porque va en contra de nuestro concepto de justicia. Queremos ven­gar las ofensas sufridas pero la Palabra de Dios nos dice que nunca tomemos nuestra propia venganza [Romanos 12:19].... Si no perdonas a tus ofensores, tú estás enyu­gado a ellos y al pasado, lo cual significa pena continua para ti. Deten el dolor, déjalo ir. No perdonas a otros solamente por ellos mismos sino por ti mismo para que puedas liberarte. Tu necesidad de perdonar no es ma­teria entre tú y el ofensor sino algo entre tú y Dios. 

 

"¿A quién tengo que perdonar?" Anoten en nombre de las personas que deben perdonar. "Los dos nombres más omitidos de esta lista es el propio y el de Dios. ¿Por qué debes perdonar a Dios? Porque te enojaste con él cuando le clamaste en una crisis y te pareció que El no te contestaba. ¿Por qué perdonarte a ti mismo? Porque cuando descubriste que no podías echarle la culpa a Dios por tus problemas, te culpaste a ti mismo"  

 

Oración:

Repite en voz alta:"Amado Padre celestial, te agradez­co las riquezas de Tu bondad, tolerancia y paciencia...me presento ante ti en el nombre glorioso de mi Senor Jesucristo para decirte que perdono a las siguientes personas...[nombrales] por los siguientes agravios que han cometido contra mi (narralos)..."."Señor, perdono a quienes me ofendie­ron por lo que hicieron para ofenderme". 

 

Por favor sigue orando hasta que tengan confianza que todo el dolor recordado por años ha sido tratado. Mientras oran, Dios puede recordarles otros nombres y otras ofen­sas que han olvidado totalmente. Esta es la manera en que Dios los libera de dolorosas heridas pasadas.

 

 

PASO 4-REBELDÍA versus SUMISIÓN 

 

Vivimos en una generación de personas rebeldes que sienten que tienen todo el derecho a sentarse a juzgar a aquellos que están en autoridad sobre ellos. Los cristia­nos no constituyen excepción a esto. Los miembros de la iglesia critican al coro y critican el sermón.... Rebe­larse contra Dios conduce a nada excepto trastornos y problemas. El Señor dice, en Su calidad de comandante en jefe nuestro, "Formen fila y síganme. No los condu­ciré a tentación sino que los liberaré de todo mal" pero nosotros decimos, a veces, "No, no quiero seguirte hoy" y procedemos a romper filas, a hacer lo que nos parece y, por supuesto, somos heridos; entonces, culpamos a Dios por no protegernonos. 

 

También somos tentados a rebelamos contra la auto­ridad humana. Tenemos dos responsabilidades bíblicas respecto de las figuras de autoridad: orar por ellas y someternos a ellas. La única vez que Dios nos permite desobedecer a los líderes terrenales es cuando nos exigen que hagamos algo que moralmente es malo a los ojos de Dios.... Ser sumiso a la autoridad humana de­muestra fe. En la medida que te sometes a la línea de autoridad de Dios, eliges creer que Dios te protegerá y te bendecirá y que todo saldrá bien para ti. 

 

"¿Cómo tengo que someterme?" Toma un minuto para anotar los aspectos en que te rebelas contra Dios o las autoridades humanas, tales como el gobierno civil, los padres, el cónyuge, el empleador o los líderes de la iglesia. Y en voz alta pidele perdon a Dios por tales cosas:  "Amado Padre celestial, para ti la rebeldía es como el pecado de brujería....quiero perdire que me perdones de los siguientes actos de rebeldia en el nombre de Jesucristo:....." 

 

 

PASO 5-ORGULLO versus HUMILDAD

"Humillaos delante del Señor, y él os exaltará; humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo" Santiago 4:10; 1 Pedro 5:6. 

 

"El orgullo dice, 'puedo hacerlo solo. Puedo salir por mí mismo de este problema sin ayuda de Dios' ¡Oh, no, no puedes! Necesitamos absolutamente de Dios y nos necesitamos desesperadamente unos a otros.... El orgullo es lo que hizo que Lucifer fuera echado fuera del cielo". 

 

"¿Cómo tengo que ejercer la humildad?". Piensen, en oración, sobre los aspectos de sus vidas en que el orgullo debe ser sustituido por la humildad, y pidanle perdor a Dios por ello repitiendo en voz alta "Amado Padre celestial, dices que el orgullo va delante de la destruc­ción...Yo quiero perdirte perdon en el nombre de Jesucristo por....." 

 

 

PASO 6-ESCLAVITUD versus LIBERTAD 

 

El siguiente paso a la libertad trata con el pecado habitual. Las personas atrapadas en el círculo vicioso de pecar-confesar-pecar-confesar, deben seguir las ins­trucciones de, "Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho" Santiago 5:16. 

 

Búscate una persona justa que te eleve y sostenga en oración y a quién puedas rendir cuentas responsable­mente. Otras personas pueden necesitar solamente la seguridad de, "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiar­nos de toda maldad" 1 Juan 1:9. 

 

"¿Cuáles son los aspectos de esclavitud que debo confesar para experimentar la liberación de la esclavitud?". Un aspecto de esclavitud puede definirse como algo malo que no puedes dejar de hacer o algo bueno que no puedes hacer.  

 

Oración:

"Amado Padre celestial, nos dices que nos vistamos del Señor Jesucristo y que no hagamos provisión para la carne...en el nombre de Jesucristo tu hijo amado y mi Salvador te pido perdon por los siguientes pecados de la carne... yo te confieso ahora estos pecados cla­mando mi perdón y limpieza por medio de la sangre del Señor Jesucristo. Yo cancelo todo terreno que los espíri­tus malos hayan ganado por medio de mi intervención voluntaria en el pecado. Pido esto en el maravilloso nombre de mi Señor y Salvador, Jesucristo. Amén". 

 

 

PASO 7-ANUENCIA versus RENUNCIA 

 

"No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen Exodo 20:4-5". 

 

El último paso a la libertad es el de renunciar a los pecados de tus antepasados y cualquier maldición que pueda haber sido puesta sobre ti.... El hecho que las fortalezas demoniacas puedan ser traspasadas de genera­ción en generación está bien respaldado por aquellos que aconsejan a los afligidos. Esto no significa negar que muchos problemas son transmitidos por vía de los genes o adquiridos del ambiente inmoral. Esas tres condiciones pueden predisponer a una persona hacia un pecado en particular. Cuando demueles una fortaleza satánica que ha sido establecida en tu familia, espera resistencia.... El diablo no quiere entregar su territorio y tratará de inte­rrumpirte cuando asumas la autoridad sobre él. 

 

"¿Cuáles pueden ser los pecados o maldiciones de mis antepasados que bloquean mi libertad?"  

 

Repite en voz alta la siguiente oración que sirve para renunciar al señorío e interferencia de Satanás en tu vida, cosa que el diablo realiza por medio de los pecados o maldiciones ances­trales del pasado, "Amado Padre celestial, vengo a Ti en mi calidad de hijo tuyo, adquirido por la sangre del Señor Jesucristo para pedirte que corte de mi todo pecado de herencia de mis padres, todo poder espiritual de las tinieblas y toda contaminación de espiritu a lo que me haya expuesto en el pasado".

Las victo­rias aseguradas hoy no constituyen el triunfo total en esta guerra. Al haber pasado por los siete pasos a la libertad, puede que encuentres que las influen­cias demoníacas intentan volver a entrar en ti en los días o meses venideros. La búsqueda del crecimiento espiritual debe continuar y la libertad debe ser mantenida. 

 

Cuando clamamos al Señor y ejercemos nuestra autori-dad sobre las potestades espirituales.  Dios los saca de nuestras vidas pero nosotros somos los responsables por no dejarlas volver (Galatas 5:11).  Debemos afirmarnos y resistir consistentemente a satanas.   

 

Carlos Rivera (Sacerdote)


Estudios Biblicos en Texto


Estudios Biblicos en Audio


Estudios Biblicos en Videos

Contacto por Email

 
 
     
    ©2007 All Rights Reserved